¿Cuánto Falta Para La Felicidad?

Sylvie Tenenbaum, una experimentada psicoterapeuta responde con cariño a nuestras alarmas y nos muestra cómo podemos liberarnos de esas recomendaciones tan estresantes para avanzar decididamente hacia la felicidad.

15.20

Detalles Del Producto

Paginas

208

Editorial

Los Libros del Comienzo

Lenguaje

Español

ISBN

9788487598814

Sobre El Autor

Sylvie Tenenbaum

Sylvie Tenenbaum

Sylvie Tenenbaum es psicoterapeuta. Formadora internacional, interviene en supervisión con profesionales de la terapia.

Es la autora de quince libros de psicología que busca desesperadamente al hombre de mi vida , el diario de un psicoterapeuta , la superación de la dependencia emocional o el síndrome de Tinkerbell.

Para que la vida duela menos y acercarnos a la felicidad.

Culto de las apariencias, tiranía de la felicidad perfecta y del éxito obligatorio, negación del sufrimiento y de los momentos difíciles, obsesión por la urgencia… Esas imposiciones culturales nos hacen caer en una trampa y provocan frustraciones que generan dolor. Dolor por nuestras emociones, dolor por nuestro cuerpo, por nuestra integridad.

Sylvie Tenenbaum, una experimentada psicoterapeuta responde con cariño a nuestras alarmas y nos muestra cómo podemos liberarnos de esas recomendaciones tan estresantes para avanzar decididamente hacia la felicidad.

La autora comenta en la introducción:

Falta de esperanzas, de perspectivas sobre el porvenir, un presente desencantado, inquietud, angustias, estrés en una amplia variedad de formas: nuestros contemporáneos lo pasan mal en sus vidas. ¿Es normal?

Por muchas razones yo suelo responder que sí, que es normal. En las próximas páginas voy a tratar de dar algunas de las razones de este malestar que toca a nuestros colegas humanos en muchos aspectos de sus vidas. Pues, como veremos, nuestra sociedad ha multiplicado los ídolos a los que estas personas se sacrifican y por los que se pierden, tanto en cuerpo como en alma. No tengo intención de acusar, de echar sermones o de dar lecciones a nadie. Sólo pretendo aportar algunas claves que le ayuden a comprender mejor lo que le hace daño para que así pueda, al menos en parte, encontrar los remedios oportunos para que su vida se parezca un poco más a la que le conviene.